Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

Cómo optimizar las fichas de producto en eCommerce

Publicado el 18 Septiembre 2017 en la categoría Ecommerce

Cómo optimizar la ficha de un ecommerce

Ya os he hablado de cómo optimizar la home y de la mejor manera de optimizar las categorías de producto así que lo más lógico era continuar explicando cómo optimizar las fichas de producto para tener una visión más completa de cómo deberías tener tu tienda online.

¿Por qué son tan importantes las fichas de producto?

No creo que a nadie le quepa la menor duda de que son críticas, pero no está de más pararse a pensar por qué lo son. Si lo tenemos claro, podremos enfrentarnos al proceso de optimización de las fichas con una perspectiva más clara.

Debemos entender estas páginas desde un doble prisma. Mientras que por un lado pueden funcionar como landing pages, por otra parte no dejan de ser el equivalente al producto final que se puede encontrar en los lineales de un retail. Esto quiere decir que debemos optimizarla de modo que tenga una entidad propia para que los buscadores y los usuarios encuentren sentido en ella sin un excesivo contexto de la tienda a nivel general, pero sin olvidarnos de ser persuasivos comercialmente (al final no podemos obviar el hecho de estar ante el “penúltimo paso” antes de la conversión)

Cómo optimizar las fichas de producto de un eCommerce

Como decía, es un proceso que implica diferentes disciplinas. SEO, CRO, UX y una que no se puede enseñar en ninguna escuela de negocios o universidad: el sentido común aplicado al conocimiento de tu público y sector. Para darle una estructura lógica al post vamos a empezar por cómo debe ser formal, persuasiva y usablemente la página, y luego pensaremos en la optimización de la ficha para SEO.

Cómo mejorar el diseño de una ficha de producto

Vamos con unos cuantos consejos muy concretos que puedes y, en mi opinión, debes aplicar:

Las imágenes

No escatimes en este apartado porque Internet es cada vez más visual. Utiliza muchas y variadas, empleando diferentes ángulos podrás darle al usuario una idea más precisa de cada detalle. Por supuesto necesitas que la opción de hacer zoom esté disponible, nunca sabes qué es lo que quiere llegar a ver una persona.

A nivel técnico te recomendaría que fueran impecables, invierte en un profesional o en un buen equipo de fotografía si te ves preparado. Busca combinar siempre fondos neutros que eviten el ruido visual con imágenes de contexto o uso, haz que el visitante pueda ver el producto “desnudo” pero también se pueda ver utilizándolo y proyectarlo en sí mismo (una foto de un pijama con un fondo blanco y una de una persona sobre la cama leyendo un libro con su café)

El texto

No voy a entrar en keywords (todavía). Me refiero a que el texto tiene que cumplir una función informativa en la que se detallen las características, pero también debe ser comercial y persuasivo. Toda información es poca para procurar que las dudas se disipen sin abandonar la landing para consultar en webs de terceros, estructúrala bien para no resultar demasiado denso y utiliza recursos como viñetas para destacar las ventajas más importantes. Céntrate en resolver las dudas y los potenciales “peros” que puedan surgir, resuélvelos centrándote en lo que el producto puede hacer por el usuario y no tanto en las características técnicas (aunque es una información que debe aparecer también, claro).

Llamadas a la acción

Tienen más peso del que puedes creer en la conversión. Deberías probar diferentes pero siempre deben ser en elementos accionables y que destaquen por forma, tamaño o color (sí, estoy hablando de botones). Busca textos que sinteticen la acción a realizar: cortos y directos.

Puedes hacer que el usuario sea el protagonista proactivo: “¡lo compro!” o infundirle comodidad y transmitirle que tú te ocupas: “¡mételo en el carro!” pero sin olvidarnos de reforzar su deseo: “¡Quiero esta camiseta!”

La prueba social

Incentiva que los usuarios que han comprado dejen sus opiniones y ratings. De este modo estarás animando a los potenciales compradores utilizando una opinión imparcial y externa a la marca.

Confianza

No hay nada que haga desconfiar más que una página que funciona mal, asegúrate que nada falla porque es un problema grave de verdad. No hablo sólo a nivel funcional, muchas veces aunque la página reaccione como debe, tener imágenes rotas, mensajes de error, textos que se cortan o, incluso un mal diseño, pueden generar dudas. Presta especial atención a los diferentes dispositivos.

No está de más que añadas cualquier validación externa o sellos de confianza, ya te hablaba en detalle de éste tema aquí.

Cómo optimizar el SEO de una ficha de producto

Ahora que la has dejado preparada para el usuario te voy a dar un par de consejos de cara a los buscadores:

URL

Es importante que la keyword a posicionar, típicamente el nombre del producto, aparezca en la propia dirección URL para indicar a motores de búsqueda y usuarios de qué hablamos.

Meta etiquetas

Ocurre igual con las meta etiquetas: es vital que aparezca en el título pero también ayuda mucho (especialmente de cara a incrementar el CTR) que aparezca en la Description.

Texto

No escatimes en texto. Si puedes tener por encima de las 300 palabras mejor que mejor. Además es necesario que jerarquices correctamente los escritos utilizando headings (H1, H2… y hasta H5). Las palabra clave y sus variantes semánticas tienen que estar presentes a lo largo del texto y especialmente en el H1 y en la intro del mismo.

Imágenes

Utiliza el atributo alt, gracias a él ayudarás a los motores de búsqueda a interpretar qué es lo que aparece en la foto ya que, para ellos, no son más que pixeles.

¿Te han parecido útiles estos consejos? Espero que sí, que lo compartas y te pongas manos a la obra con ello.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario