Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

Optimizar la página 404 de un eCommerce

Publicado el 21 Septiembre 2017 en la categoría Ecommerce

Cómo optimizar el error 404

Seguimos con los consejos de optimización para tu tienda online. Ahora que te has metido en profundidad con las categorías y las fichas de producto, vamos a ir a algo que puede que te sorprenda. Vamos a optimizar las páginas de error 404 de tu eCommerce.

¿Qué es el error 404?

Bueno, cualquiera que haya navegado por Internet se ha encontrado más de una vez con este característico error. El 404 se produce cuando el servidor es incapaz de localizar una url concreta, bien sea al introducirla manualmente el usuario o accediendo desde un enlace. El nombre de este error procede del código que utiliza la cabecera HTML que especifica “404 page not found” en estas circunstancias.

La importancia del error 404

En el entorno del eCommerce este tipo de errores son, generalmente, un problema para la experiencia de usuario. Puede resultar extraordinariamente frustrante acceder a un producto y encontrarnos el famoso mensaje.

Cuando se produce un número anormalmente alto de 404 también se está produciendo un cierto daño al SEO, entre otras cosas porque estamos obligando a Google a rastrear páginas que no aportan nada.

¿Por qué tengo tantos 404 en mi eCommerce?

Una página corporativa o un blog también puede encontrarse con un buen número de estos errores pero, al tener una naturaleza más estática, corren menos riesgo de eliminar páginas. Los eCommerce están sometidos a muchos cambios en su composición: roturas de stock, colecciones obsoletas, versiones nuevas de referencias antiguas… El ciclo de vida del producto nos puede generar miles de errores con el tiempo si no se controla.

Cuando simplemente se elimina un producto de la web sin tomar medidas adicionales, a partir de ese momento, comenzará a devolver el consabido 404. Imagina los que puedes llegar a acumular si lo que suprimes es una colección completa.

¿Qué medidas se pueden tomar?

Cada tienda online aborda esta cuestión de diferentes maneras (algunas mejores y otras peores):

  • No hacer nada: ya decimos que esto no es lo más recomendable de cara al usuario. En principio Google no ve mal los 404 pero claro, si tienes demasiados no le va a hacer gracia.
  • Redirigir a la home: no tiene mucho sentido ya que el usuario no será consciente de lo que está ocurriendo.
  • Redirigir a otro producto: tampoco lo recomendaría, al fin y al cabo ese usuario puede desconcertarse o incluso no darse cuenta y comprar, con la consiguiente devolución y gastos de logística inversa correspondientes.
  • Redirigir a la categoría del producto: bueno, en este caso y si el producto tuviera enlaces que pudieran suponer tráfico y actividad, podría tener sentido hacerlo así. No obstante, convendría notificar al usuario el motivo de la redirección.

Más allá de todo esto, lo más importante es prevenir que ocurran. No podemos impedir que un usuario escriba mal una dirección pero sí que, con una monitorización mínima a través de Google Search Console y Google Analytics, podemos saber si estamos enlazando a nivel interno o externo a páginas que ya no existen.

Internamente es bastante sencillo de resolver corrigiendo esos links y apuntando a la página oportuna, en el caso de los externos habrá que ponerse en contacto con el propietario del site que nos enlaza y pedirle que lo haga a una dirección alternativa (especialmente si es una página con autoridad).

Qué elementos debe tener una buena página de error 404

El primer consejo es siempre que personalices el diseño. Muchas tiendas dejan la famosa página de error predefinida de los CMS y, siento decirte, si unes esto al hecho de no encontrar lo que estabas buscando se está causando una impresión nefasta. Dicho esto vamos a añadir:

  • Un buen copy: tienes que ser muy claro con respecto a lo que ocurre. Una buena táctica es asumir el error pero quitándole hierro: “Vaya, algo hemos hecho mal y no encontramos esta página”. Mantén el tono de la comunicación.
  • Un poco de branding: aunque no lo creas es un buen lugar donde “vender marca”.
  • El buscador: evita en la medida de lo posible que el visitante rebote. Si no tiene el producto que quería pero sí un buscador de buen tamaño y accesible, tenemos más oportunidades de lograr que realice una nueva consulta que si pretendemos que navegue por la página.
  • Productos más vendidos: por algo lo son. Resultará más efectivo si están relacionados con el que motivó la búsqueda, pero de todos modos esos productos que tienen una mayor aceptación siempre pueden ser una buena baza.
  • Enlaces más representativos: enlaza desde aquí al contacto, blog y principales categorías. Cualquier click que recibas desde aquí es un click que estás recuperando y una oportunidad de negocio potencial.    

Espero haber arrojado un poco de luz sobre este tema y que empieces a optimizar la página de error 404 de tu eCommerce.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario