Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

Cómo optimizar las categorías de un eCommerce

Publicado el 7 Septiembre 2017 en la categoría Ecommerce

Cómo optimizar las categorías de un eCommerce

Muchísimas tiendas se obsesionan con hacer unas fichas de producto increíbles y eso está bien, muy bien. Pero, ¿cuántos saben cómo optimizar las categorías de un eCommerce? ¿cuántos le dedican el tiempo que requieren? porque, las cosas como son, estas páginas son críticas en la mayoría de los comercios electrónicos.

Por qué son importantes las categorías

El principal motivo por el que las páginas de categoría son tan relevantes como las fichas de producto final son los usuarios. Me explico: aunque hay quien busca directamente un artículo concreto, estamos hablando de usuarios que ya han avanzado en el customer journey, seguramente estén comparando ese producto en diferentes comercios o sean particularmente fieles a una marca y a un modelo.

Por lo general las categorías sirven:

  • Como landing pages para búsquedas más genéricas: por ejemplo para aquellos que buscan “botas de fútbol” en lugar de unas en concreto. Usuarios que están en una fase preliminar de la compra.
  • Para estructurar, orientar y dirigir la navegación: las categorías son claves en la arquitectura de la información pero también a nivel usable. Si contamos con categorías lógicas y facetables estaremos ayudando a los potenciales clientes a filtrar y organizar los productos según sus intereses. Esto necesariamente contribuirá a mejorar la tasa de conversión.

Consejos para optimizar las categorías de un eCommerce

Vamos con una batería de ideas que te pueden ayudar a aprovechar al máximo estas páginas.

#1 – Las imágenes

Son siempre muy importantes en cualquier lugar del eCommerce en el que aparezcan y las categorías no son una excepción. Procura que tengan una uniformidad, tanto en el estilo como en la forma en la que se presentan. Si cada foto tiene un tamaño, la retícula en la que aparecen se deforma y esto causa una sensación de caos visual muy desagradable.

A la confusión visual también contribuye mucho el que exista demasiado ruido que no aporta nada, por eso casi siempre lo recomendable es utilizar fondos neutros en las categorías (ya dejaremos las fotos de contexto para la ficha)

La continuidad es importante por lo que es una buena práctica que la primera imagen que vea el usuario al entrar en la ficha de producto sea sobre la que ha pinchado en la categoría, de este modo evitaremos que pierda el rastro y se desconcierte.

#2 – El texto

Esta suele ser la gran batalla entre el SEO y el UX. Los primeros te dirán, con razón, que es importante que exista una cantidad de texto considerable (al menos 300 palabras) y que además esté jerarquizada con sus correspondientes H1, H2… además te recomendarán que utilices negritas y enlaces contextuales.

La gente de UX te dirá, también con razón, que eso es difícil de integrar, que si se coloca al principio de la página desplaza el producto below the fold con lo que los usuarios tendrán que hacer scroll e intentarán meter ese texto en un “leer más” que al SEO no le va a hacer gracia.

La conclusión es que tendrás que llegar a un término medio entre ambos porque el texto es tan importante para los motores de búsqueda como la navegación usable y persuasiva para los usuarios.

#3 – El SEO onpage

Ya que sale el tema del posicionamiento orgánico recuerda que, si quieres captar tráfico, deberás optimizar las categorías de tu eCommerce para que funcionen como landing pages. Eso requiere de una investigación de palabras clave que te oriente sobre las keywords para las que orientarás cada una.

La palabra clave seleccionada debe aparecer tanto en la url, como en el título, el contenido, la meta description… y funcionar como anchor text cuando se enlace a la categoría.

Tampoco te olvides de realizar un buen enlazado interno en el que las categorías se enlacen entre sí de manera horizontal y verticalmente con sus correspondientes subcategorías.

#4 – La organización

Es un tema que no debe tomarse a la ligera. Hay que ser escrupuloso a la hora de cargar el inventario para asegurarnos que cada producto está asociado a la categoría que le corresponde. No sólo crea una sensación muy negativa el encontrarse productos fuera de lugar, es que además hará que el usuario realmente interesado en ellos no los localice.

#5 – Llamadas a la acción

Cada vez que el usuario mire una página de categoría, debe sentir la necesidad de comprar algo. Para eso los CTA son muy importantes. Por ejemplo, si tu compra media es de un sólo artículo, un botón en el que diga “comprar” será más lógico que uno en el que ponga “añadir al carrito” (a no ser que quieras romper esa dinámica con estrategias complementarias). En cualquier caso siempre es mejor decirle a alguien que compre que no hacerlo.

#6 – Genera urgencia

Otro truquillo de neuro marketing muy sencillo es imprimir un poco de prisa al cliente, intentar que compre de manera más impulsiva que reflexiva. Si le dices que tiene una oferta por tiempo limitado o que sólo hay tres unidades en stock estarás lanzando un misil a su línea de flotación.

#7 – Destaca productos en promo

Dales un protagonismo visual más importante, haz que resalten por ejemplo añadiendo una insignia, una banda o cualquier otro recurso gráfico que llame la atención por encima de la linealidad del resto.

Podría darte bastantes más consejos, pero considero que estos son relevantes y suficientes por el momento, así que empezamos por aquí y, si quieres, más adelante escribo una segunda parte de este post ¿te resultaría interesante?

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario