Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

Preparar tu eCommerce para el verano

Publicado el 28 junio 2018 en la categoría Ecommerce

Preparar eCommerce para Verano

Llegan los meses duros del verano en España y hay mucho por hacer para tener lista nuestra tienda online. Aquí van unos cuantos consejos para preparar tu eCommerce para el verano y que no te pille en fuera de juego.

El verano y el eCommerce

Esta época trastoca un poco el día a día del comercio. En primer lugar, por cuestiones relacionadas con nuestros clientes ya que cambia desde su actitud ante la compra hasta su ubicación física. Y en segundo lugar, por cuestiones internas porque nuestro equipo también tiene derecho a vacaciones, la logística se vuelve un poco más complicada, los proveedores también bajan el ritmo… todo se complica un poco.

A esto habría que sumar factores de producto, porque si lo que vendes es particularmente sensible a la estacionalidad te encontrarás con un periodo de pico o valle dependiendo de si vendes piscinas hinchables o leds para árbol de Navidad.

En este post quiero darte algunos consejos prácticos que creo que te pueden ser de mucha ayuda a la hora de preparar tu eCommerce para el verano y superar este periodo con las mayores garantías. Vamos a ello.

#1 – Estacionalidad

Ya que sale el tema a relucir empecemos por ello. Resulta complicado para cualquier negocio (eCommerce o no) asumir una estacionalidad muy marcada. Lo más recomendable es que trates de romperla porque esos periodos de actividad frenética en los que puede que no llegues a satisfacer la demanda -en el peor de los casos- unidos a otros periodos muy bajos genera estrés y desgaste.

La gran ventaja del eCommerce sobre el retail es que puedes plantearte de manera más económica y ágil la internacionalización del negocio. Haz números porque es probable que te interese casar la estacionalidad de tu producto con la de la otra mitad del mundo (incluso puedes tirar de marketplaces tipo Amazon si ya estás ahí). Esto te garantizaría un flujo de ventas constante anualmente.

Si vender fuera no es una opción para ti, la manera de romper la estacionalidad pasa por ofrecer otros productos o servicios. No me extiendo más este punto porque aquí tienes un post completo sobre el tema que escribí en este blog hace algún tiempo.

#2 – Tiempo de móviles

Ya lo comentaba antes: el cliente del eCommerce se mueve en verano. Cambian sus rutinas y su propia ubicación física, no solo porque se desplace a otro lugar, también influye que empiezan las jornadas intensivas, con lo que pasa menos tiempo en su lugar de trabajo y todavía menos en su casa.

Supongo que a estas alturas tu tienda funcionará perfectamente en dispositivos móviles y que la usabilidad estará ajustada al máximo porque vas a registrar picos desde móviles y tienes que estar listo.

En cuanto a la captación, tenlo también en cuenta. Por ejemplo, si vas a hacer campañas en PPC ponle especial mimo a las creatividades para teléfonos tanto en Adwords como en Facebook Ads o dale una vuelta a la segmentación también pensando en la población desplazada que pueda ser de interés comercial. En caso de hacer campañas de email marketing también debes ser consciente de su incidencia en móviles tanto a nivel creativo como usable.

#3 – Redes sociales

Todo se relaja en este periodo y las redes sociales no son menos. Puedes jugar con una mejor predisposición de la comunidad, relajar el tono y las temáticas. Probablemente no sea el momento de ponerse muy intenso y convenga más tirar de contenido fresco.

Los tópicos del verano suelen dar un poco de pereza, lo reconozco, pero lo cierto es que funcionan y más si les damos una vuelta. Como los usuarios pasan más tiempo en las redes sociales ahí es donde tenemos que estar de manera consistente, haciendo que nuestros productos para el verano luzcan en todo su esplendor, creando promociones…

En la medida de lo posible automatiza la difusión del contenido utilizando alguna herramienta de productividad tipo Buffer, esto te garantiza tener una presencia constante sin encadenarte a las redes.

#4 – Geolocalización

Hemos hablado de esto indirectamente cuando nos referíamos a la movilidad de los usuarios e incluso tiene relación con la estacionalidad. Los clientes se desplazan y esto nos puede generar un nuevo segmento interesante que representan los nuevos visitantes que se incorporan a nuestro mercado.

Pónselo fácil con cosas como una versión en inglés de tu página y, si es posible, adapta tus medios de pago de modo que acepte divisas extranjeras (y asegúrate de que tu servicio de logística responde).

Utiliza de nuevo las opciones de las distintas plataformas publicitarias, por ejemplo creando campañas segmentadas en Adwords para clientes que hablen en otros idiomas a los habituales pero que estén dentro de un área geográfica que nos resulte de interés (lo que es un indicativo de potenciales turistas).

#5 – Descansa

No es ninguna tontería, se necesita descansar de vez en cuando. Tómate un periodo de desconexión porque durante este periodo se cargan las pilas y surgen ideas de cara al periodo que viene.

Si eres uno de esos enfermos que no pueden/podemos dejar de pensar en nuestro negocio ni en verano, puedes ir planteando sin presión ni agobios otro tipo de proyectos alternativos o complementarios que has ido dejando aparcados durante el año.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario