Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

El video para eCommerce: una apuesta segura

Publicado el 15 febrero 2018 en la categoría Ecommerce

Desde hace años vemos como el vídeo online se va haciendo con un hueco muy importante dentro de las estrategias de las tiendas online. Usar el video para el eCommerce está pasando de ser algo interesante a una evolución lógica de cómo el usuario interactúa con la propia red: les encantan los videos, así que parece lógico que les demos lo que les gusta ¿no?

Algunos datos sobre el video marketing

Merece la pena pararse un momento a pensar sobre este tema. De cara al futuro la gente quiere más y más vídeo, de hecho según este reciente estudio de Hubspot, cuando le preguntas a la gente qué es lo que espera del contenido en el futuro, habla mayoritariamente de video (un 53% de los 3.000 encuestados lo prefiere sobre cualquier otro)

El mismo informe dice que para casi el 52% de los encuestados, el video marketing es la estrategia que proporciona un mayor ROI. Esto nos lleva a un momento en el que el video empieza a ser una herramienta muy utilizada, de hecho se estima que el 87% de los responsables de marketing ya lo están integrando en sus estrategias, bien sea a través de blogs y social media o dentro de sus propios eCommerces.

Usos del video en eCommerce

Todo esto así explicado suena realmente bien, pero ¿cómo puedo usar el video en mi tienda online de manera práctica? Lo mejor de este soporte es que es muy versátil y te permite adaptarlo a un gran número de usos y necesidades. Vamos a ver algunos ejemplos de uso estratégicos.

Story telling

Es tremendamente beneficioso para cualquier marca el poder narrar una historia sobre nosotros mismos. Esta estrategia no siempre tiene un fin directamente transaccional, pero ayuda de manera directísima a:

  • Crear una marca
  • Plasmar valores
  • Conectar con el usuario emocionalmente

Usar el video para contar historias es una tendencia que puede ir desde el producto a la marca. Unos de los reyes del storytelling son Lego, pueden permitirse hacer un vídeo de 17 minutos hablando de su producto y hacer que te parezca corto.

Llevado más a un plano de eCommerce puro tenemos muchos ejemplos interesantes. Me gusta especialmente el uso que hace Huit en su propia home.

Esta marca de pantalones que solo hace pantalones, y para los que el centro de su estrategia es la calidad y exclusividad de un producto hecho a mano de manera artesanal, tenía que plasmarlo de alguna forma en su web. Contar esto con palabras no era suficiente así que introdujeron un video (de hecho, sin locución y que se autoexplica por sí mismo). Tiene una cuidadísima producción en blanco y negro para destacar la emotividad, una música bien elegida y una historia sencilla pero directa: así se hacen los pantalones desde cero hasta el final.

Demostraciones y tutoriales

Otro de los puntos más fuertes del video es su capacidad didáctica. Si tu producto tiene una cierta complejidad técnica y de uso o, por el contrario, es sencillo pero tiene muchos usos diversos, el vídeo es un gran aliado.

Esto lo saben muy bien todos los que venden software, por ejemplo. Nada interesa más a los usuarios que píldoras explicativas en formato de vídeo más o menos cortos. Esto no quiere decir que los únicos que puedan sacarle partido sean este tipo de negocios, a nivel de eCommerce se puede aplicar de muchas maneras.

Mira este ejemplo de la marca Rojo Carmesí. Su producto es un vestido que puede llevarse de distintas formas con lo que hay que hacer entender a sus usuarias las posibilidades. Para ello han utilizado un sencillo video que consigue hacer entender cómo, sin necesidad de unas larguísimas instrucciones. Sencillez y efectividad ¿qué más se puede pedir?

Mostrar el producto

El vídeo en la ficha de producto parece la opción más evidente cuando pensamos en video para eCommerce, aunque ya hemos visto que no es el único uso.

Evidentemente, en casos como el de las marcas de moda el usuario necesita más para apreciar un determinado artículo de lo que las fotos son capaces de transmitir. El principal hándicap con el que juegan este tipo de tiendas es con la intangibilidad del propio medio. En una tienda física siempre podrá tocar el tejido, apreciar el color, probarse la prenda para ver la caída…

Esto no puede suplirse fácilmente con la experiencia online, no obstante un pequeño clip puede ser suficiente para ayudar a hacernos una idea. Esto lo saben muy bien en Asos, que llevan muchísimo tiempo utilizándolo. Es sencillo de aplicar y solo requiere un pequeño rincón que convertir en estudio.

Un ejemplo de un producto radicalmente distinto es el de Right Channel Videos. Nada de moda, esta gente vende radios y centralitas pero en sus fichas de producto incorpora el vídeo en las descripciones, si pinchas en la imagen se abre en lightbox ocupando gran parte de la pantalla de manera muy destacada. Este es el resultado:

Otros usos del video en tiendas online

La verdad es que el único límite está en lo que seas capaz de imaginarte. El video, ya lo decíamos antes, tiene una cantidad casi infinita de posibilidades y lo admite casi todo.

Un buen ejemplo de lo que quiero decir con esto es el contenido generado por el usuario. Pueden ser unboxings en plataformas como YouTube o video reviews (fuera o dentro del site como hace Amazon) ese contenido se puede capitalizar y convertir en un activo de la marca. Hacer al usuario, que es fan de la marca, partícipe de la misma solo nos puede dar alegrías, y más si este tiene una mínima capacidad de prescripción.

También están los testimonials en vídeo. Pedirle a esos clientes satisfechos un breve vídeo contado su experiencia para colocar esos clips en la propia web y las landings más interesantes.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario