Raúl Jiménez – Experto en Ecommerce y PrestaShop

Giving Tuesday y Responsabilidad Social Corporativa

Publicado el 30 Noviembre 2017 en la categoría Marketing

Giving Tuesday y Responsabilidad Social Corporativa

Pues sí, para bien o para mal ya ha pasado el Black Friday. Eso sí, lo que pasa es que la campaña de Navidad, por si no lo habías notado, ya está aquí.

En medio de todo este follón que supone para los eCommerce y para los clientes, cuando parece que no hay sitio para nada que no sea el consumo, el ROI, la conversión y el tráfico, todavía queda un hueco para la responsabilidad social corporativa. Aunque es algo que se hace todo el año, hay una fecha destacada. Hablamos del Giving Tuesday y de responsabilidad social corporativa también en eCommerce.

¿Qué es el Giving Tuesday?

Single Day, Black Friday, Cyber Monday… todos estos nombres en inglés tienen algo en común. Se trata de fechas en las que se realizan promociones muy agresivas (que, por cierto, ya no funcionan tan bien como antes).

El Giving Tuesday representa algo completamente distinto. Surge como la necesidad de implicar tanto a la sociedad como a las empresas con iniciativas solidarias. En definitiva: cero ánimo de lucro en contraposición al resto de las fechas comentadas que resultan una gran excusa para engordar los números de la empresa.

Cabe pensar que no es la mejor de las fechas precisamente por venir de un periodo en el que se hacen muchos desembolsos, pero si lo piensas, tiene mucho sentido.

Toda acción de compra conlleva un cierto sentimiento de culpabilidad, si a eso le sumamos la consecución de descuentos importantes y la proximidad de la Navidad que, por defecto, predispone un poquito más hacia las causas sociales… tenemos un caldo de cultivo perfecto para conseguir donativos.

¿Cuándo es el Giving Tuesday?

Ocurre exactamente igual que en el caso del Black Friday/Cyber Monday, que dependen exactamente de la fecha del jueves en que se celebre Acción de Gracias (el cuarto jueves de noviembre).

Para recordarlo de manera sencilla basta con decir que es el martes después del Cyber Monday, con lo que le da una solución de continuidad a la llamada Black Week y pretende poner un broche solidario al gasto que hacen los usuarios esos días.

¿De dónde sale el Giving Tuesday?

En realidad su origen es bastante offline, aunque con una motivación 100% online ya que fue una iniciativa impulsada por una ONG neoyorkina llamada 92nd Street Y que buscaba dar una réplica solidaria Black Friday y Cyber Monday.

La primera campaña de Giving Tuesday está fechada en 2012 y contó con el apoyo de Naciones Unidas. Dentro del entorno digital contó con el importantísimo apoyo de Mashable, un conocidísimo medio online que dio difusión desde el minuto 0 a esta acción solidaria.

Poco a poco se fueron sumando apoyos en el entorno online. Grandes empresas como Microsoft, Cisco, Skype o Sony se subieron al carro en su primera edición, lo que supuso un éxito inmediato y un impulso determinante para el futuro.

En los años siguientes se han ido uniendo diferentes compañías, algunas directísimamente relacionadas con el eCommerce, como es el caso de PayPal, que no sólo ha servido como herramienta para recoger las donaciones en efectivo a las distintas causas, también ha sumado un 10% adicional a las promovidas por ellos.

La responsabilidad social corporativa y el eCommerce

Este es un tema muy interesante del que hace tiempo que quería hablaros. Todas las empresas tienen un objetivo evidentemente económico, de hecho también nos referimos a ellas como negocios.

Esto no significa que una empresa sea necesariamente una máquina despiadada de hacer dinero. Al fin y al cabo, detrás de una tienda online o de cualquier otra iniciativa empresarial lo que hay son personas.

Entendemos la responsabilidad social corporativa como la concienciación del rol de las empresas como impulsoras y patrocinadoras de iniciativas solidarias, ya sea de manera interna o a través del apoyo a terceros como organizaciones sin ánimo de lucro.

¿Por qué es importante la RSC para una marca?

Lo más importante es que, de una manera desinteresada, estamos generando un impulso altruista y estamos ayudando en la medida de nuestras posibilidades. De todos modos no podemos olvidar que, sea bajo el paraguas del Giving Tuesday o enmarcada dentro de una campaña a largo plazo, la responsabilidad social corporativa reporta algunas importantes ventajas a nuestro negocio:

  • Branding: las personas sienten una mayor empatía por las empresas responsabilizadas con causas justas. De una manera indirecta estamos asociando nuestros valores a los de los proyectos con los que colaboramos.
  • Fidelización de los clientes: un cliente que sabe que parte de su compra irá destinada a colaborar con un proyecto filantrópico, preferirá comprar en un eCommerce con un proyecto solidario.
  • Fidelización de los empleados: a veces no se piensa en esto pero es importante. Un empleado espera de la empresa una retribución y unas condiciones favorables, pero también tiene una posición ética, con lo que se sentirá más integrado con un negocio que hace las cosas bien.

¿Te he convencido de empezar a implementar la responsabilidad social corporativa? Espero que sí y que lo hagas desde ya porque tampoco hay que esperar al Giving Tuesday del año que viene.

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario